Review – LG G Watch

Review – LG G Watch

Soy un amante de los relojes y cuando menciono “amante”, me refiero a que me gusta usarlos diariamente. Tengo varios relojes de varios estilos y los uso de forma alternada. No los tengo para guardarlos en una gaveta para que se cubran de polvo con el pasar del tiempo. ¡No! Yo los uso.

Y considerando que soy un entusiasta de la tecnología y de los gadgets, resulta lógico suponer que tengo varios relojes inteligentes o “smartwatches” en mi colección. Pero no es así, tan solo tengo uno y es el LG G Watch. Pero no lo compré por ser el  preferido para mí.

Google lanzó Android Wear con tres socios de hardware: Samsung, Motorola y LG, de los tres la propuesta de Motorola, el Moto 360, luce sobre el papel ser la más atractiva y la más completa para Android Wear. Como muchos, soy uno de los que esperan que el reloj inteligente de Motorola, el Moto 360, esté disponible para la compra. Lamentablemente, aún no lo está.

Pero en lo que el “hacha va y viene” decidí adquirir el LG G Watch para familiarizarme más a fondo con el novedoso sistema operativo de Google conocido como Android Wear. A continuación les ofrezco mi evaluación del LG G Watch.

20140816_145953 (1)

Fuente: YSA

Especificaciones del LG G Watch

CPU Qualcomm Snapdragon™ 400 processor
Pantalla 1.65-inch LCD IPS (280 x 280)
Memoria/RAM 4GB eMMC / 512MB RAM
Batería 400mAh
Sistema Operativo Android Wear
(compatible con teléfonos corriendo Android 4.3 hacia arriba)
Tamaño 37.9 x 46.5 x 9.95mm
Peso 63g
Conectividad Bluetooth 4.0
Sensores 9-Axis (Gyro / Accelerometer / Compass)
Color Blanco y Oro/ Negro
Otros Resistente a particulado de polvo y agua (IP67)

Diseño

La compañía LG optó por obviar la línea de los relojes clásicos y decidió seguir el camino de los dispositivos inteligentes, tanto así que el G Watch de LG físicamente parece una tablet en miniatura. Su construcción es de muy buena calidad. Se siente sólido y robusto a pesar de que no es excepcionalmente pesado y de que la muñeca no siente nada muy diferente a lo que sentiría si tuviera un reloj convencional. Es resistente al agua y tiene el certificado IP67, lo que garantiza que es resistente al agua y al particulado de polvo. Pero el hecho de que sea resistente al agua no significa que tienes “un pase gratis” para lanzarte por las cataratas del Niágara con el reloj puesto en la muñeca.

lg_g_watch_contacto_2

El LG G Watch carece de botones físicos, solamente la pantalla táctil es el medio de interacción con el reloj. A causa de su forma plana, si el usuario tiene una muñeca gruesa, el reloj lucirá mejor que en una muñeca delgada. El estilo del G Watch es “flat” o plano, carece de curvatura tal y como la tiene el Gear Live de Samsung. La parte frontal del reloj es ocupada por la pantalla del reloj. En la parte de abajo se encuentra el micrófono y en la parte trasera tiene cinco puntos de contacto para la recarga del reloj una vez el mismo sea colocado sobre la base. En adición a estos puntos de contacto, hay un minúsculo botón para encender el reloj si no tenemos la base cerca.

En el tiempo que llevo utilizando el reloj no he sentido incomodidad ni  molestia alguna en la muñeca. En lo que respecta al reloj como accesorio de moda, su diseño deja mucho que desear. A excepción de la curvatura que tiene el Samsung Gear Live, no hay mucho que diferencie el LG G Watch del reloj de Samsung. Y es en este punto donde el Moto360 de Motorola tiene todas las de ganar. El Moto360 luce más llamativo, es redondo. Otro elemento que deja mucho que desear del G Watch es la correa que trae; luce ordinaria para mi gusto así que una de las primeras cosas que hice fue adquirir correas de diferentes estilos para el reloj. (Ojo: Hay que asegurarse al momento de comprar las correas que el ancho de la misma sea .22).

Pantalla

Una de mis preocupaciones con respecto al LG G Watch era la posible dificultad para apreciar el contenido reproducido en la pantalla del reloj. Pero me ha sorprendido el reloj pues me ha resultado fácil la lectura de lo que se presenta en la pantalla del reloj. En el tiempo que llevo usando el reloj no he tenido problemas leyendo lo que se presenta en la pantalla del G Watch. Ahora bien, es otro el cantar cuando hay que leer el contenido de la pantalla en exteriores y bajo un sol ardiente. Para poder leer lo que se presenta en pantalla bajo la luz del sol, es necesario aumentar el nivel de brillantez de la pantalla, pero al hacer esto sacrificamos más carga de la batería.

Pantalla del LG G Watch. Fuente: YSA

Pantalla del LG G Watch. Fuente: YSA

Aunque la pantalla del Samsung Gear Live es mayor en lo que a resolución se refiere, no me quejo de la pantalla del G Watch de LG. A mi entender la resolución de la pantalla del G Watch es adecuada y los colores lucen bien representados. El usuario promedio puede vivir sin problema con la pantalla del reloj de LG: no es que alguien vaya a editar fotos o ver películas en su muñeca.

Batería

Uno de mis temores con respecto al G Watch de LG era el posible rendimiento de la carga de la batería, y quiero decirles que el rendimiento de la batería me ha sorprendido muchísimo. El promedio de rendimiento que estoy obteniendo de la batería del reloj bajo uso regular  (notificaciones activadas, always on, posición 2 en brillantez de pantalla), en un periodo de tiempo comprendido entre 6:30am de un día a 6:30am del día siguiente es un balance de 12% en la carga de la batería. La batería se recarga en menos de dos horas, algo que los usuarios agradecerán.

Todos los relojes comparables están en el mismo rango en lo que respecta a la batería. Samsung y Motorola dicen que la batería de sus respectivos dispositivos con Android Wear dura “entre uno y dos días“. En la práctica, eso significa que hay que cargarlo todas las noches para evitar sorpresas.

Lo que distingue al LG G Watch

A causa de las restricciones impuestas por Google a los fabricantes de dispositivos con Android Wear en lo que  a la interface gráfica del operativo se refiere, las diferencias radican exclusivamente en el aspecto físico del reloj. En otras palabras, los relojes  Android Wear se distinguen en el hardware y no en el software. Así que vamos a ver que distingue al LG G Watch del Samsung Gear Live en lo que a equipo se refiere.

20140819_151827

Una de las ventajas del LG G Watch sobre el Gear Live de Samsung y en mi opinión la más importante, radica en los diferentes sistemas de carga de la batería que ha sido implementado por ambos fabricantes. El diseño implementado en el Gear Live envuelve el uso de unos clips o agarres que aseguran el reloj al cargador, este sistema es uno frágil y propenso a sufrir daños. De hecho, al momento de escribir esta evaluación, ya son varios los usuarios del Gear Live de Samsung que han reportado desprendimiento y rotura de los clips que aseguran el reloj a la base de recarga del Gear Live de Samsung. El sistema utilizado por el LG G Watch, por el contrario,  resulta ser uno más conveniente y sencillo. El reloj G watch se mantiene adherido a la base de carga gracias al campo magnético entre la base y el reloj, sin necesidad de clips a agarres.

Otra ventaja del G Watch sobre el Gear Live es la batería, según reportes de usuarios en el internet, el G Watch supera al Gear Live en lo que a rendimiento de batería se refiere. Y como les mencioné anteriormente, el promedio de vida de la batería del G Watch de LG entre sesiones de recarga es de 18 horas, y en algunos casos, el promedio alcanza las 20 horas.

Pero como señalé al principio de esta evaluación, no es un secreto que la gran mayoría de nosotros estamos esperando por el lanzamiento del Moto360 de la compañía Motorola. En el estricto sentido de la moda, el Moto360 es un modelo más atractivo que las ofertas que han traído LG y Samsung al mundo de Android Wear.

Android Wear

El sistema operativo que trae el LG G Watch es la versión 4.4W de  Android Wear. La razón de existir de Android Wear, según Google, es la siguiente: Android Wear organiza tu información, sugiere lo que tú necesitas, y te la muestra antes de tu siquiera solicitar la misma. Te permite recibir mensajes de tus amistades, notificaciones de citas en calendario, y boletines sobre las condiciones del tiempo en un vistazo.Y demás está decir que Android Wear está inspirado en el sistema de notificaciones mediante tarjetas implementado por la compañía en Google Now.

Android Wear se utiliza de tres maneras: como un lector de notificaciones, por medio del control de voz y con algunas apps. La primera se usa con Google Now; el usuario navega entre tarjetas que muestran las notificaciones. Puede ampliarlas, tomar acción sobre algunas de ellas o descartarlas con movimientos del dedo. En ese nivel básico, la interfaz funciona. Se pueden hacer las cosas de forma rápida, efectiva, de forma sencilla  y consistente a lo largo de las diferentes aplicaciones. Toda esta interacción entre reloj y teléfono se logra mediante la aplicación de Android Wear y el pareo de ambos dispositivos vía Bluetooth.

20140819_151859_HDR

El éxito que pueda tener  el LG G Watch (y en todo caso, el resto de los relojes Android Wear) depende en gran medida de lo que el propio sistema operativo pueda ofrecer y esta responsabilidad recae mayormente en los desarrolladores de aplicaciones. Los desarrolladores son quienes tienen la llave para que estos pequeños dispositivos comiencen a funcionar de acuerdo a la visión trazada por Google.  Las aplicaciones que ya están disponibles en el Play Store difieren en su calidad, utilidad y complejidad. Y la palabra clave aquí es utilidad. Apenas unas semanas atrás Google se vió en la necesidad de recordarles a los desarrolladores que el objetivo de Android Wear es el uso predominante de comando de voz y no la interacción con la pantalla. ¿Porqué? Ya han sido publicados para Android Wear juegos, launchers, browsers, etc. Y aunque ingeniosos, estas aplicaciones se apartan de la visión de Google para Android Wear.

En mi opinión, aún es temprano para juzgar con responsabilidad el grado de éxito de Android Wear en apenas meses de su lanzamiento. A juzgar por las aplicaciones disponibles en el Play Store, el sistema operativo Android Wear apenas comienza a “gatear”. A excepción de las aplicaciones que existen para modificar la cara del reloj (watchface), no existe un número significativo de aplicaciones en el Play Store que nos brinde una pista sobre el camino que se puede recorrer con Android Wear.

[metaslider id=49726]

Conclusión

Echando a un lado lo expresado anteriormente, reconozco que Android Wear sí tiene funcionalidades que me gustan. Por ejemplo, me gusta mucho el hecho que puedo personalizar a gusto la cara del reloj de mi G Watch. Al día de hoy existe una amplia variedad de “watchfaces” disponibles en el Play Store para ser utilizados con el G Watch de LG. Otro aspecto que me fascina es la implementación de controles del Google Play Music en Android Wear. Mediante comando de voz puedo inicializar en el teléfono la aplicación de Google Play Music y controlar la misma desde la pantalla del reloj. Puedo también contestar un mensaje enviado desde Hangouts utilizando comando de voz. Puedo realizar búsquedas al estilo de Google Now, etc. Hasta ahora, me fascinan las cosas que puedo hacer desde mi reloj Android Wear.

Ahora bien, la pregunta que me hago es: ¿Se lo recomendaría a un usuario normal y corriente? (no un “freak” de gadgets como yo). Mi respuesta es NO. Aún No. El reloj inteligente está lejos de ser imprescindible. En estos momentos se trata de un capricho para los aficionados a Android.

Compartelo:

Sobre el autor

Nelson JimenezEntusiasta del mundo de la tecnología desde mi primera Commodore 64; early adopter del ecosistema Android; Sobreviviente del Primer Festival de Pop Rock Latino en Puerto Rico; Entusiasta de los films de Stars Wars, Indiana Jones Trilogy and The Lord of The Rings Trilogy; PC gamer y System Administrator en el RCM-UPR.

Ver todos los articulos de Nelson Jimenez

Dejar un comentario